Originalmente publicado en: La República

Costa Rica tiene una oportunidad de oro para recuperar el turismo médico perdido durante el tiempo en que se cerraron las fronteras aéreas, e incluso aumentarlo, al presentarse una serie de condiciones que favorecen la visitación de estadounidenses preocupados por su salud.

Para los norteamericanos, México y Costa Rica se han convertido en los destinos más populares para el cuidado dental, la cirugía estética y los medicamentos recetados, reportó The New York Times en un artículo publicado este 19 de enero.

Las presiones que ha generado la pandemia sobre el sistema de salud estadounidense, al punto del colapso en algunas ciudades, así como el temor de contraer el virus de la Covid-19 en los hospitales, empujó la salida de estadounidenses en búsqueda de alternativas médicas, según reseña el artículo.

“Estamos viendo una demanda reprimida de turismo médico durante la pandemia, particularmente en los Estados Unidos, donde un número cada vez mayor de estadounidenses viaja a través de la frontera terrestre con México por motivos de salud”, dijo al diario neoyorquino David G. Vequist, fundador del Centro de Investigaciones en Turismo Médico.

El principal motivo de las visitas médicas extraterritoriales es el precio, ya que los procedimientos médicos y dentales pueden ser entre un 50% y un 70% más baratos en nuestro país que en Estados Unidos, explicó Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud.

“Costa Rica atrae un determinado público que va más allá de las citas médicas o arreglos dentales que se hacen en la frontera con México. Si se analiza, son procedimientos más complicados e impostergables”, detalló Manzi.

medical tourism costa rica
Colombia también es un destino de turismo médico potencial, con precios hasta en un 40% más baratos que Costa Rica, por su esquema de economía de escala en el sector salud, donde los especialistas son empleados de los hospitales públicos.

Si se compara la competencia, nuestro país supera a Colombia a México por seguridad e imagen turística, ya que el viaje normalmente va acompañado de visitas de placer en el destino.

“El turismo médico como tal no se promociona a nivel estatal por un tema legal (demandas al Estado por mala praxis), pero la imagen del país por sí sola tiene un atractivo turístico con un amplio espectro de visitantes”, sopesó Sary Valverde, presidenta de la Asociación de Agencias de Viaje.

Por otra parte, Costa Rica es tradicionalmente un gran receptor de turismo médico, con 70 mil visitantes anuales antes de la explosión de la pandemia, según cifras de la Cámara Costarricense de la Salud.

Casi un 11% de los ingresos turísticos del país corresponden a servicios de atención médica y un 13% del turismo receptor es por motivos de salud, esto de acuerdo con datos del Banco Central proporcionados al Instituto Costarricense de Turismo.

×